Acompañado por Marco Lavagna, el ex gobernador bonaerense se juntó con dos legisladores porteños para avanzar en una agenda política para un territorio complejo para el Frente Renovador.

El diputado nacional y ex mandatario de la provincia de Buenos Aires evalúa la posibilidad de candidatearse como jefe de Gobierno en la Ciudad de Buenos Aires por el Frente Renovador. Para ello, hoy se reunió con Lavagna y dos legisladores porteños.

Solá, quien vence este año su mandato como diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, manifestó, a través de un comunicado, que busca “comenzar a trabajar en una agenda conjunta y coordinar políticas legislativas nacionales y de la Ciudad”.

Además de Lavagna y Solá, participaron de la reunión, la presidenta del Bloque Peronista de la Legislatura porteña, María Rosa Muiños, y el titular de la bancada del Frente Renovador, Javier Gentilini.

En la reunión se acordó trabajar sobre temas vinculados al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), y fijar una postura común respecto al traspaso de competencias judiciales a la órbita de la Ciudad.

También se habló de impulsar una ley de fomento a las pymes en la Ciudad y los legisladores porteños afirmaron que pujarán por la sanción de una Ley de Dislexia similar a la aprobada por el Parlamento.

Al massismo en la ciudad de Buenos Aires nunca le fue bien: en 2015, el precandidato a jefe de Gobierno porteño Guillermo Nielsen no consiguió superar el piso de 1,5% de los votos establecido en las PASO y el Frente Renovador se quedó sin postulante en la Ciudad.