La suspensión de la reunión que debían mantener hoy representantes de la Confederación General del Trabajo (CGT) con funcionarios del Gobierno nacional, aumenta las posibilidades de un paro nacional convocado por la central obrera. Los motivos de la cancelación del encuentro es porque no había nuevos ofrecimientos frente a los pedidos de los sindicalistas. A las 17 se juntará el consejo directivo para definir la convocatoria a un paro nacional.

Los referentes sindicales se habían reunido el jueves pasado con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Allí, el Gobierno logró que la CGT no anuncie un paro nacional, y que gran parte del sector sindical le exigía a la CGT, para continuar hoy con la negociación.

Hasta el momento, las dos CTA y Camioneros, anunciaron un paro nacional para el jueves 14 y esperaban que la CGT se sume a la medida de fuerza por la mejora en los aumentos salariales, y en contra del acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Que la reunión se haya suspendido parece más un augurio de un acuerdo no alcanzado, y que podría conocerse su desenlace en la conferencia de prensa que brindará hoy un sector de la confederación, junto a los dirigentes de las dos CTA y Camioneros.