A través de un mensaje en cadena provincial, el gobernador Alberto Rodríguez Saa, también dio a conocer el pago de un bono de 2.000 pesos para los trabajadores estatales y 
aseguró que se realizarán más aportes destinados a los municipios. 

"Anuncio que rechazo esta suma de dinero. Si es aprobada por el Senado y el Presupuesto de la Nación contiene esta cláusula, la provincia de San Luis rechaza este dinero porque es una suerte de canje, de dar quórum; un favor para que se aprobara un presupuesto cuando había gente en la calle", dijo Rodríguez Saá.

En este sentido, el gobernador sostuvo que "este no es el Presupuesto de los argentinos" y que "queda claro que San Luis no acepta este dinero del presupuesto y mucho menos ese dinero prometido por el Gobierno, manchado con el sufrimiento del pueblo, podrá comprar la voluntad de los puntanos".

"Aceptar el dinero sería aceptar que nos sometan, y todos los puntanos sabemos que una provincia sometida nunca vivirá en paz", concluyó Rodríguez Saá en el mensaje televisivo. La medida surge en medio de una escalada de tensión con su hermano, el senador Adolfo Rodríguez Saá con quien el Gobierno negocia para sumar adhesiones al Presupuesto.