Facundo Moyano valoró el acuerdo parlamentario de todo el arco opositor por Ganancias y reconoció que no se sintió cómodo con la decisión de Frente Renovador de acompañar algunas políticas de Cambiemos.

En el día del Camionero, el hijo del camionero más famoso del país, mostró su conformidad por poder articular un proyecto de toda la oposición por Ganancias y blanqueó su incomodidad con los gestos de Sergio Massa hacia Mauricio Macri y con los acuerdos que tuvo a lo largo del año su fuerza política con el macrismo.

"No quedó el proyecto ideal, quedó el proyecto posible, un proyecto que se debatió con responsabilidad", explicó Facundo Moyano a la señal TN sobre el proyecto que tuvo media sanción en la Cámara de Diputados y espera ser tratado por el Senado.

Además el diputado se mostró confiado en que el proyecto final que sancione el la Cámara alta "esté lo más lejos posible del proyecto presentado por el Ejecutivo nacional".

Facundo también se animó a cuestionar la verosimilitud de los costos fiscales estimados por el gobierno con el cambio de la norma: "La verdad que me parece que siguen especulando con esa cuestión de los números, esto es una cuestión de decisión política" y recordó el costo que tuvo la baja de retenciones a las mineras.

"Acá lo único irresponsable fue la promesa de campaña del gobierno", se envalentonó el hijo de Hugo, que también descreyó de la estimación de inflación del año próximo que hace el oficialismo. Será más alta que el 17% previsto por el gobierno, "los salarios van a ir por encima de eso, porque se va a intentar recuperar lo perdido durante este año", sostuvo, poniéndose por un rato el traje de dirigente gremial que cada vez usa menos.

Consultado sobre la foto con Axel Kicillof explicó que "tiene que ver con un acuerdo parlamentario, así como lo hicimos en bastantes casos" y fue más allá, haciendo tambalear su propia fuerza política: "yo incluso me sentí un poco incómodo con los acuerdos que hicimos con el oficialismo".

No es novedad que Facundo, junto con Felipe Solá son de los dirigentes del Frente Renovador que están más volcados a una reunificación del PJ y a dejar el coqueteo constante de Massa con Margarita Stolbizer y otras fuerzas no peronistas.