Increíblemente, el dirigente sindical defendió el acuerdo logrado por ese gremio en Tierra del Fuego que congelará salarios hasta 2020. "Yo tengo que cuidar estos puestos de trabajo", dijo. El cambio de Antonio Caló en dos años es notable: de defensor del modelo kirchnerista a los elogios a Mauricio Macri y a la reforma laboral regresiva de Cambiemos. ¿Cómo se explica esa mutación?

“Los compañeros entendieron que para mantener los puestos de trabajo tienen que poner algo y que con el sueldo que tienen pueden tirar un año o dos”, siguió Caló. Deberán "tirar" un poco más: porque el acuerdo congela las paritarias hasta 2020. "Estoy muy tranquilo de consciencia”, agregó.

Por su parte, el secretario de la UOM de Tierra del Fuego, Oscar Martínez, fue menos optimista que Caló. "Hemos sido víctimas de un extorsión por parte del Gobierno nacional”, aclaró. "Tendremos que ver cómo nos recuperamos de este golpe durísimo que hemos tenido que asumir. Esto fue como el prisionero que era condenado a muerte, salvo que aceptara dunga, dunga", ironizó.