Mientras en 43 días hubo 57 femicidios en todo el país, el Ejecutivo decidió la quita de 67 millones de pesos del presupuesto del Consejo Nacional de las Mujeres destinados a enfrentar el problema de la violencia machista.

El 11 de enero, la reasignación presupuestaria de esa partida quedó plasmada en el Boletín Oficial, con la firma del jefe de Gabinete, Marcos Peña, según denunciaron ayer organizaciones de la sociedad civil, luego de presentar un amparo en la Justicia y demandar al Estado por usar “superpoderes” para recortar el presupuesto asignado por el Congreso al organismo que encabeza Fabiana Túñez y al Plan Nacional de Acción contra la violencia de género.

Según denunciaron desde el colectivo Ni Una Menos y otras organizaciones civiles, el Gobierno nacional realizó el 11 de enero -a través de una resolución del 11 de enero con firma del jefe de Gabinete, Marcos Peña- la reasignación presupuestaria de la partida para el Consejo.

Ante ese recorte de $ 67 millones, esas agrupaciones presentaron un amparo en la Justicia y demandaron al Estado por hacer uso de “superpoderes” para recortar el presupuesto asignado por el Congreso ese organismo y al Plan Nacional de Acción contra la violencia de género. Desde el Gobierno explicaron que el recorte se debió a un “error”.

“Salió publicado equivocadamente. A los diez días se resolvió con una reasignación presupuestaria del Ministerio de Hacienda”, indicó Fabiana Túñez, titular del Consejo Nacional de las Mujeres. Sin embargo, desde Ni Una Menos señalaron que “no hay evidencia alguna de que se haya subsanado el supuesto error administrativo”, ya que la supuesta corrección no figura en ninguna resolución del Boletín Oficial.

“La aclaración sobre el recorte en el presupuesto nacional de las mujeres es insuficiente”, indicaron desde el colectivo, que ya convocó a un paro nacional para el 8 de marzo, frente a la alarmante cifra de femicidios que tuvieron lugar en los últimos años y que en 2017 ya son 57, uno cada 18 horas.

“La cifra y la crueldad de los femicidios aumenta. No hay lugar para recortes presupuestarios en la erradicación de la violencia contra las mujeres”, manifestaron desde Ni Una Menos.