El presidente de la Nación, Mauricio Macri, sufre un "quiste pancreático" de carácter "benigno" que no requiere de tratamiento y que le fue diagnosticado en unos estudios de rutina, informaron hoy fuentes oficiales.

"Una ecografía abdominal mostró la existencia de un quiste pancreático preexistente de carácter benigno", explicó Presidencia en un comunicado, que especifica que los estudios médicos al jefe de Estado, de 59 años de edad, tuvieron lugar el 23 de mayo pasado en el Centro de Diagnóstico Maipú, en la localidad bonaerense de Vicente López.

“Hoy, en el mismo Centro, se le realizó una resonancia magnética y se obtuvo el mismo diagnóstico por lo que no es necesario realizar tratamiento alguno", rezó el texto.