(Por Eugenia Calvó, desde San Salvador de Jujuy) El encarcelamiento de Alberto Cardozo se explica en un contexto de creciente represión y persecución a sectores opositores al gobierno provincial y de la Nación. Denuncias de torturas, vejaciones y la convivencia en el penal con el asesino de su sobrino, son algunos de los tormentos que debe padecer diariamente.

La gravedad del asunto se basa en que día a día se comprueba que Jujuy ha funcionado como laboratorio de un plan sistemático de represión. Empezó con la detención de Milagro Sala, se extendió hacia referentes y miembros de la Tupac Amaru y de la Red de Organizaciones; secuestro y torturas a estudiantes y la violación de la autonomía universitaria.

El 26 de abril pasado se cumplió un año de la detención de Cardozo, principal referente de la Organización Barrial Tekuré. Su encarcelamiento se dio en el marco de la persecución desatada contra los sectores populares que manifiestan oposición al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

Los presos políticos de Jujuy fueron la punta de lanza, que permitió, tanto al gobierno nacional como provincial, la habilitación de una violencia ejercida desde el estado, violando los derechos y garantías constitucionales de los ciudadanos. El código contravencional es utilizado como “herramienta legal” de esta violencia para el disciplinamiento de la clase trabajadora y de los movimientos sociales.

Motivo de la detención

En el año 2007 Cardozo denunció que dos personas atentaron contra su vida disparando armas de fuego. A consecuencia de ello, resultó herida una niña, sobrina de Cardozo.

Según Cardozo, durante la investigación hacia su persona y su organización, no pudieron demostrar ninguna irregularidad en las obras realizadas; fue entonces, cuando el gobierno, con la complicidad del poder judicial, decide reabrir una causa que estaba a punto de prescribir con el sólo propósito que el dirigente involucre e implique a Milagro Sala, quien también terminó procesada como coautora de tentativa de homicidio.

Desde que se encuentra en el penal de Gorriti, Alberto Cardozo sufrió torturas y vejaciones, balaceras en su casa y el asesinato de su sobrino, que estaba cumpliendo condena en el mismo penal donde se encuentra Alberto.

Beto Cardozo y Organización Barrial Tekuré

Es el principal referente de la Organización Barrial Tekuré. En las últimas elecciones parlamentarias fue candidato a diputado provincial por el Frente Unidos y Organizados.

La organización barrial Tekuré  se configura entre el 2007- 2008 y es una fuerza política y social que se instaló a nivel provincial nucleando alrededor de 1500 personas.

En el 2010 junto a otras agrupaciones conformaron la Red de Organizaciones. El compromiso arrancado al gobierno provincial y nacional facilitaron a este conjunto de organizaciones las condiciones para desarrollar el trabajo social que venían realizando.

Beto Cardozo y Tekuré hoy

Hoy Alberto Cardozo está a la espera del avance de su causa. Su organización no ha desaparecido; por el contrario, mantienen presencia en los distintos barrios y localidades recuperando su expresión inicial, las copas de leche.

Tanto Cardozo como sus compañeros refuerzan que “Beto” está preso por no querer declarar mentiras; confían que mantenerse firme en la verdad es lo único que lo sacará de prisión.