El Ministerio de Transporte, a cargo de Guillermo Dietrich, decidió cerrar la empresa que conectaba los aeropuertos de Ezeiza con Aeroparque. La gran beneficiada será Tienda León, que fue aportante del Gobierno en 2015.

El argumento del oficialismo es que ArBus daba pérdida. De fondo, está el viejo reclamo de Tienda León, que ahora será la única empresa en el sector y podrá aumentar el precio del pasaje sin competidores a la vista. La empresa estatal ArBus había nacido en 2014 y garantizaba una tarifa más accesible al viajante.

Los propios trabajadores de ArBus habían adelantado la decisión del Gobierno, ratificada ahora por el Ministerio de Transporte. "De los 34 empleados que tenía ArBus, 11 fueron reasignados a nuevas tareas dentro de Intercargo mientras que otros 23 serán absorbidos por otras empresas de transporte. Mientras tanto todos están con licencia con goce de sueldo", prometieron desde el Gobierno.