El ministro de Comunicaciones expuso durante media hora los detalles del arreglo por el cual se condonó una deuda de 70 mil millones al grupo Macri al presentarse ante la Comisión de Comunicaciones e Informática.

El titular de la cartera de Comunicación, Oscar Aguad, aseguró que "la familia" del presidente Mauricio Macri, " es dueña del Correo Argentino", tiene que "pagarle al Estado lo que le debe y no le vamos a perdonar un peso de capital".

“Esta causa tiene una enorme secuela de complicidades, que van desde funcionarios que debieron activar el crédito para cobrarlo, hasta funcionarios judiciales que tenían la obligación de cuidar el patrimonio público y no lo hicieron”, sostuvo Aguad ante la Comisión de Comunicaciones e Informática de la Cámara de Diputados, donde se presenta desde las 15.15.

Junto al director de Asuntos Jurídicos del Ministerio, Juan Carlos Mocoroa, el funcionario advirtió que el dictamen de la fiscal ante la Cámara Nacional en lo Comercial Gabriela Boquín “no tiene nada que ver con los hechos” y “es un cálculo económico extravagante”.

En su presentación Aguad aseguró que el escándalo que desató el acuerdo que perdona más del 98% de la deuda a la familia Macri "es en realidad una chicana política".

"Lo que heredamos era un pasivo que teníamos que cobrar desactualizado en un 90%. Las opciones que teníamos era hacer lo que se hizo durante 10 años, hacer simulacros de audiencias mientras se licua la deuda, pedir la quiebra y que no cobre nadie o lo que hicimos nosotros que es intentar cobrar ese 10% que quedaba", aseguró.

Y disparó ante las críticas de los diputados de la oposición: "Sólo en abstracto puede parecer que hay un conflicto de intereses".

Aunque siguió defendiendo el acuerdo Aguad reconoció además que "obviamente hay un enorme quebranto en perjuicio del Estado".

Aguad cargó además contra la fiscal Boquín que denunció el escandaloso acuerdo. "Se firmó el acuerdo y se pidió a la Cámara que lo homologara. La fiscal hizo un dictamen a los seis meses oponiéndose. El dictamen no tiene nada que ver con los hechos, saca un cálculo extravagante que habla de 70 mil millones de pesos. Es una chicana política" dijo el ministro.

Desde la oposición las críticas contra el escandaloso acuerdo que el gobierno intentó mantener en silencio fueron muy duras.