Ocurrió en el aeropuerto de Córdoba. Cuando los pasajeros fueron informados se registraron peleas e insultos a los empleados de la empresa.

Otra vez, la línea aérea lowcost, Fly Bondi, dejó varados y con terror a sus pasajeros. Fue en el vuelo FO 5014 que debía partir a las 23.30 desde Pajas Blancas (Ciudad de Córdoba) hacia el flamante aeropuerto de El Palomar, pero el vuelo fue cancelado porque momentos antes de despegar se cayó uno de los motores del avión.

Los pasajeros reaccionaron con golpes de puño y patadas contra los empleados de la empresa de bajo costo. Por ello, tres policías tuvieron que intervenir para calmar a los clientes.

Pasada la medianoche, la empresa dispuso que una furgoneta traslade a los afectados hasta un hotel. En principio, a las 10 de la mañana de hoy viajarían pero por Aerolíneas Argentinas.

Uno de los pasajeros es el abogado Carlos Telleldín,  quien fue acusado y absuelto en el juicio por el atentado a la sede de la AMIA, relató lo ocurrido en cuenta personal de Twitter.