El diputado nacional del PRO Eduardo Amadeo, rechazó las críticas que despertó a través de la red social Twitter cuando destacó que la visita de Merkel a una sinagoga fue un gesto de “reconciliación” y lo emparentado con el nazismo, aunque reconoció que es "posible" que haya habido "un error” de su parte.

Eduardo Amadeo consideró que "detrás de ésto hay algo más profundo porque hay una muy pequeña parte de la sociedad que dice no hay diálogo posible con el adversario y mucho menos con el enemigo, por eso toda oportunidad es buena para el enfrentamiento”.

En declaraciones a Radio Télam, el diputado del PRO hizo referencia a la polémica que se generó a partir de un tuit que escribió ayer, en el que destacó que “la visita de Merkel a la sinagoga demuestra cómo es posible y esencial la reconciliación” y lo acusaron en esa misma red social de haberlo emparentado con el nazismo.

La frase de Amadeo generó el repudio de sus seguidores en la red social, quienes cuestionaron cómo un legislador podía plantear la reconciliación con el nazismo.

“Me pareció que había que levantarlo, que era muy emocionante ese hecho y así lo manifesté en un tuit que despertó la ira de muchas personas que sienten que no hay reconciliación posible, aún habiendo habido un horror como el Holocausto”, enfatizó Amadeo al ser consultado sobre esa polémica.

Y agregó: “No hablé del nazismo, hablé de los pueblos porque Merkel es la líder del pueblo alemán”, al considerar que se trata de una discusión “más profunda” y sostuvo que “los argentinos necesitaríamos en algún momento algún nivel de diálogo sobre nuestro pasado, de las dos partes”.

Merkel estuvo en la sinagoga de la Congregación Israelita de la República Argentina, más conocida como Templo Libertad, ubicada en Tribunales, donde pidió “luchar contra el antisemitismo donde se presente y por la democracia y la vigencia del Estado de Derecho en todo el mundo”.