Luego de haber denunciado espionaje y pedir la renuncia de la número dos de la AFI, Silvia Majdalani, "Lilita" se arrepintió. Ahora aseguró en su cuenta de Twitter que no la siguieron en su viaje por Paraguay, como había denunciado, y que quedó satisfecha con el informe que le envió Gustavo Arribas.

Elisa Carrió sigue condicionando al Gobierno de Mauricio Macri del cual es la principal aliada y sostén en muchas decisiones del mandatario, aunque Mauricio Macri parece inquebrantable en una de sus figuras Gustavo Arribas y sus manejos.

Por eso, aunque en principió la fundadora de la Coalición Cívica cargó con todo sobre la número dos de la AFI, Silvia Majdalani, ahora se retractó.

"Lilita había denunciado que ella es "un objeto de espionaje permanente" y apuntó de lleno a Arribas y a Majdalani, pidiendo su renuncia, al punto de amenazar con una salida de Cambiemos.

Ahora, se arrepintió, y dijo que la "Señora 8", como se conoce a Majdalani, no debe renunciar porque finalmentela AFI no realizó un seguimiento de su viaje.

Además Carrió aseguró que se encuentra satisfecha con un informe que le envió Gustavo Arribas.