La candidata porteña del oficialismo dijo que es un despropósito el nivel de recursos que se le destinan a Tierra del Fuego y pidió que no haya gobierno provincial. Unitarismo cambista.

En el marco de la polémica por la coparticipación que enfrenta a María Eugenia Vidal con otros gobernadores, la candidata a diputada nacional del oficialismo en la Capital Federal, Elisa Carrió aseguró que “es un despropósito” el monto que percibe Tierra del Fuego en la distribución de la cooparticipación.

En declaraciones a “Desde el llano”, la diputada se explayó acerca de la vigente discusión por la distribución de la recaudación federal. Incluso, sugirió que se podría sostener a los “doscientos mil habitantes” fueguinos sólo repartiéndoles esos fondos y sin la existencia de un gobierno provincial.

Las declaraciones visibilizan la estrateiga del gobierno de Macri que intenta no confrontar con los gobernadores de provincias grandes, fundamentalmente en estos tiempos electorales donde se necesita ese caudal de votos e impulsa una significativa mejora en la distribución para la provincia de Buenos Aires, vulnerando a provincias más chicas y con menor poder de pelea.

Carrió se refirió a una supuesta situación de “injusticia” en la distribución de impuestos federales y responsabilizó a esa provincia: "En niveles de cooparticipación, per capita la que menos recibe es provincia de Buenos Aires y capital, que no recibe. Ahora ¿quién es la que más recibe? Tierra del Fuego, que bastaría que no haya gobierno, podrías repartir el dinero y no habría problema. Con 200.000 habitantes, el nivel de impuestos que se recibe es un despropósito", aseguró.