"Eliminar la inflación será la cosa más simple que tenga que hacer si soy Presidente", decía Macri en campaña. Un año y medio después de asumir y con niveles de inflación superiores a los que heredó, su ministro de Economía pide dos años más.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, vaticinó este martes que dentro de dos años, la Argentina tendrá tasas de inflación "muy parecidas a las del resto del mundo", donde son menores a un dígito.

El funcionario insistió con que "el tipo de cambio actual es más competitivo que en 2015" y consideró que "la ventaja es que sea "flotante".

En declaraciones radiales, Dujovne afirmó: "El país "está sentando las bases para tener un esquema monetario muy eficiente, que nos va a permitir, en dos años, tener tasas de inflación muy parecidas a las que hay en el resto del mundo".

A su criterio, el Gobierno debe "seguir haciendo las cosas que se hacen para bajar la inflación. Todo lo que sea posible para que la inflación sea más baja".

"Es un proceso arduo que al principio tiene costos. Pero cuando funciona, genera muchísimos beneficios", enfatizó el jefe del Palacio de Hacienda.

De campaña, Mauricio Macri prometió en caso de llegar a dirigir el Ejecutivo Nacional "terminar con la inflación" porque, dijo, "será la cosa más simple que tenga que hacer si soy Presidente".

"¿Cómo no va a ser simple si lo logró el 99 por ciento de los países del mundo? Estar en el 99% no debe ser difícil", evaluó el jefe de Gobierno porteño a la vez que insistió en varias oportunidades que "a inflación trae más desocupación" y que es necesario dejar de "mentir y truchar".