Con la aprobación por parte de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires y el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Maria Eugenia Vidal y Horacio rodríguez Larreta, respectivamente,  se formalizó el traspaso de las distribuidoras eléctricas Edenor y Edesur a la órbita de Ciudad y Provincia.

En tierras bonaerenses se estima que esta iniciativa tenga un costo económico de más de 10 mil millones en concepto de subsidios.

El gobierno oficializó en estas últimas horas, que los tarifazos pensados para este 2019 recaerán sobre los gobiernos de  Vidal y  Larreta que deberán controlar EDENOR y EDESUR.

La medida será llevada adelante a partir de la creación de un ente que reemplazará al extinto ENRE y que deberá coexistir con el OCEBA. En la Provincia se estima que esta iniciativa tenga un costo económico de más de 10 mil millones en concepto de subsidios. 

Vidal y Larreta deberán controlar las distribuidoras puramente provinciales como lo son EDELAP, EDEA, EDES, EDEN, pero también, las más de 200 cooperativas que operan en Buenos Aires.

De esta forma, el gobierno nacional cumplirá con una propuesta que estaba pensada para ser aplicada durante los primeros días del 2019 pero que recién comenzará a aplicarse el 1 de marzo.