El presidente Alberto Fernández, junto al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que la cuarentena se extiende hasta el 16 de agosto en el área metropolitana.

"no estamos ante una gripe más" y la única forma es "cuidarnos nosotros" porque no hay vacuna contra el coronavirus, al plantear un panorama en el que los contagios si bien se concentran en el AMBA, irradia a provincias, indicó el Presidente.

El jefe de Estado dijo que "cuando nos relajamos nos exponemos" al coronavirus, y remarcó que no hay otra solución más que cuidarse", al comunicar desde la Residencia de Olivos la extensión del aislamiento, social, preventivo y obligatorio hasta el 16 de agosto próximo. "El sistema de salud está funcionando y da respuesta porque la Argentina se ha preparado para enfrentar", agregó.

En otra etapa de su intervención, Alberto Convocó a "cuidar nuestras vidas y la de los otros", a "no contagiarnos y no contagiar", y a que "lo hagamos por decisión propia", porque "no estamos hablando de cuán libres somos".

Además, destacó el "esfuerzo" que está haciendo el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta para abrir actividades, pero dejó claro que "nos obliga a tener mucha responsabilidad" porque volver a la habitualidad, no es "la habitualidad que conocimos, sino que nos obliga a preservarnos permanente" por el "riesgo de contagiarnos". 

"Quitar la restricción de quedarnos en casa tiene costos si no somos responsables", dijo el mandatario y recordó que el promedio diario de muertos por coronavirus es de 90 casos, lo que es "preocupante". Además, agregó que "en 24 días" se han duplicado la cantidad de fallecimientos.