El presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunciará este viernes, desde Misiones, una nueva fase del aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) por la pandemia de coronavirus, que se inicia el lunes próximo, luego de haber analizado ayer con los gobernadores la situación epidemiológica y sanitaria de las provincias, a través de una videoconferencia realizada desde la Casa Rosada.

El jefe de Estado iniciará poco después de las 11 una visita a Misiones, donde participará de actividades en las ciudades de Capioví y Posadas, y, poco antes de su regreso a Buenos Aires, ofrecerá una rueda de prensa junto al gobernador Oscar Herrera Ahuad, informaron fuentes oficiales.

Fernández evaluó, este jueves, las condiciones de los sistemas sanitarios en las provincias en una reunión virtual con los gobernadores de Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut y San Luis, donde, según las estimaciones del Gobierno, se concentra el "55 por ciento de los casos del país".

Del encuentro, convocado para definir los alcances de la nueva fase de aislamiento, participaron también el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Salud, Ginés González García; y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

Allí, los gobernadores relataron que la mayoría de las autoridades provinciales coincidió en la necesidad de sostener las "medidas restrictivas" y mantener las condiciones de prevención vigentes por 14 días más.

Participaron de la comunicación virtual los mandatarios Juan Schiaretti; Omar Perotti; Juan Manzur; Rodolfo Suárez; Omar Gutiérrez; Arabela Carreras; Mariano Arcioni y Alberto Rodríguez Saá.

Por su parte, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, ratificó que continuará la apertura gradual de actividades en los municipios del AMBA mientras sigan en descenso los casos de coronavirus y dijo que los contagios "llevan siete semanas consecutivas de caída"; mientras que el Gobierno porteño anticipó que, para la nueva etapa, propondrá a la Nación la habilitación de nuevas actividades, entre ellas la apertura del interior de los locales de gastronomía y de los gimnasios, las piletas al aire libre, los museos y la "revinculación educativa" para niñas y niños que finalizan el nivel inicial.