“Lo único que le pedí a Macri cuando hablamos después de las PASO es que cuidara las reservas, y parece que lo hiciera a propósito, porque está perdiendo 100 millones de dólares a diario. Espero que Dios no permita que Macri siga haciendo lo que está haciendo”. Así, contundente, Alberto Fernández se refirió a la gestión del presidente.

Ya decidido a jugar fuerte en el último tramo de la campaña para las elecciones del 27 de octubre, el candidato del Frente de Todos fue más allá, y dijo: “No sé si alguna vez Macri se dio cuenta del desastre que hizo”.

En declaraciones a radio La Red, Fernández sostuvo que “cuando miro el presente siento una suerte de deja-vú, siento que estoy volviendo a entrar a la Casa de Gobierno en mayo de 2003, porque Macri generó un escenario similar al que generó la salida de la convertibilidad en Argentina. Siento que hay una caída sostenida de dólares que el Gobierno no tiene idea de cómo pararla. En diciembre espero un escenario de muy bajas reservas, de entre 10 y 11 mil millones de dólares”.

El deseo del compañero de fórmula de Cristina Kirchner, es que “diciembre no sea un mes conflictivo”, por lo que “confío en que la gente tenga una nueva esperanza y expectativa para ayudarnos a sacar al país de este crisis, y sacar a la gente que menos tiene que son los que más sufren”.

En tanto, sostuvo que “vivimos en un país que está virtualmente defaulteado. Han dicho que no puede pagar, con un déficit fiscal altísimo y ves al presidente diciendo que después del 10 de diciembre ganancias baja del 35 al 20 %, y uno se pregunta: ¿Estará viendo los números de su propia administración? Porque uno ve todo tan negativo en materia económica que llama la atención esa actitud”.

Para Alberto Fernández, “el Gobierno pasa de la negación a la terquedad, hacen lo que creen que pueden hacer”, y dijo que los representantes del oficialismo “tienen un discurso extremado hacia un sector”.

Y afirmó que “es impactante” que en la gira del ‘Sí, se puede’ el presidente “diga que escuchó, porque uno fue viendo el deterioro del día a día y la falta de reacción del gobierno. Y cuando reaccionó lo hizo siempre para peor, no para mejor”.