"Nos esperan tiempos muy difíciles", pronosticó el referente opositor al afirmar que se trata de un escenario "complejo" y con "muchas carencias". Al referirse a la posibilidad de que asuma como presidente, Fernández aclaró: "No van a ser más difíciles que estos porque van a cambiar las prioridades, pero van a ser tiempos difíciles".

Y apuntó: "Me preocupa que el 28 de octubre vuelva a enojarse Macri y vuelva a hacer un disparate, como el que hizo del 12 de agosto. Le pido que no vuelva a hacer lo mismo".

Así lo indicó al referirse al lunes luego de las PASO, cuando tras la fuerte derrota del Gobierno, el dólar se disparó un 23% respecto del viernes último, a $57,30 para la venta. Ante ese escenario, el Banco Central subió diez puntos la tasa de referencia en un contexto en el que se dieron largas filas de ahorristas en las entidades financieras para retirar depósitos en dólares por un creciente nerviosismo.

En ese sentido, pidió que el Presidente "se enoje con él mismo" al argumentar que "todo lo que pasó fue culpa de él". "Entiendan que el escenario es muy complejo, no es fácil", insistió.

Por otro lado, el ex funcionario fustigó: "Lo escucho a Macri decir que se endeudó para pagar la deuda de Cristina. Es incalificable", mientras argumentó que "la Argentina era el país en el mundo con la más baja relación de deuda con producto bruto".

El candidato opositor recomendó de ese modo al Presidente "revisar sus mentiras".

Fuente: El Destape