El presidente de la Nación, Alberto Fernández, se refirió este viernes, a la eliminación de jubilaciones de privilegio de diplomáticos y jueces, realizando un sutil pedido a los magistrados de que "sean dignos" y que "sigan trabajando" con la convicción de que "tienen que hacer un aporte distinto a la Argentina".

En declaraciones radiales ofrecidas por el mandatario,  Fernández señaló que “los jueces lograron sueldos muy importantes, muy distintos al resto de los Poderes y la administración”. Por otra parte, el jefe de Estado indicó que “encontramos una resistencia muy grande. No sé cuál es la honestidad intelectual de algunos dirigentes. Decir que uno hace esta ley para vaciar la justicia es mentira, yo no induzco a nadie a jubilarse”.

Fernández también resaltó que no tiene “ningún interés en que nadie se vaya”. “El sistema es claramente deficitario. Es cierto que los jueces tienden a no jubilarse, siguen ejerciendo su cargo mucho más tiempo, el gasto es enorme. Un Juez de la Corte hoy gana 3 o 4 veces lo que gana un presidente o un senador. Estamos poniendo orden en las cuentas públicas, simplemente”.

“La oposición quiso poner jueces ordinarios como federales, hicieron lo que quisieron con la Justicia. Hay que empezar a ordenar la Justicia Federal, estamos trabajando en el proyecto”, completó el presidente.