En el marco del Consejo Económico y Social, la Secretaría de Medios y Comunicación Pública, el Ministerio de Cultura, el Ministerio de Desarrollo Productivo y el Ente Nacional de Comunicaciones, desarrollaron un plan para la industria de contenidos.

Los impulsores del proyecto explicaron que es un sector que puede generar un gran aporte a la reconstrucción argentina poniendo en marcha el círculo virtuoso de la producción, el agregado de valor, la venta de servicios, la coproducción internacional y la generación de empleo.

La presentación estuvo a cargo del presidente Alberto Fernández junto al presidente del CES y secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; los ministros de Cultura, Tristán Bauer, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el secretario de Medios y Comunicación Pública, “Pancho” Meritello, y el presidente del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), Claudio Ambrosini.

“Que seamos capaces de pensar el futuro como lo estamos pensando ahora es muy auspicioso, porque la crisis no nos detiene, nada nos frena, y nos impulsa a lograr lo que más queremos, que es que nuestros actores y nuestras actrices vuelvan a trabajar a pleno”, expresó el Presidente.

“Este paso que estamos dando dentro del marco del Consejo Económico y Social es muy importante porque nos podemos poner de acuerdo en diagramar el futuro, en ver cómo, en medio de tanta crisis, somos capaces de tomar oxígeno, de respirar profundo y decir ‘allá vamos’, todos juntos”, sostuvo el mandatario.

Además, Fernández insistió en que “tenemos que ser capaces de llenar de contenidos argentinos las pantallas argentinas, y podemos hacerlo poniéndonos de acuerdo, viendo qué puede aportar cada uno”.

Para finalizar, se destacó la existencia de un diálogo muy intenso y comprometido con los sindicatos del sector que analizan el escenario en América Latina y en el mundo, los cambios que se generan en los modos de producción derivados del uso de las nuevas tecnologías para la producción, a lo que se suma de modo extraordinario el impacto de la pandemia del COVID-19 y la necesidad del cuidado de la salud, lo que nos impulsa a generar acuerdos de innovación laboral, que adaptan las condiciones laborales para facilitar una mayor cantidad de producciones en nuestro país.