El presidente de la Nación. Alberto Fernández, participó de la cumbre virtual del G-20 convocada ante el avance de la pandemia del coronavirus. El jefe de Estado argentino fue el primer orador. la necesidad de construir "un gran Pacto de Solidaridad Global y “proteger la vida por sobre la economía”, fueron los princiaples puntos de su intervención.

Las declaraciones las hizo al participar de una reunión extraordinaria mediante videoconferencia con sus pares que integran el G-20, desde la quinta presidencial de Olivos, con el objetivo de analizar los efectos del coronavirus COVID-19 a nivel global y debatir estrategias coordinadas para hacer frente a la pandemia.

“La urgencia que marcan las muertes, nos obliga a crear un Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria que sirva para enfrentar, mejor equipados de insumos, el contexto que vivimos”, acotó Fernández.

“Enfrentamos el dilema de preservar la economía o la salud de nuestra gente. Nosotros no dudamos en proteger integralmente la vida de los nuestros”, enfatizó el Jefe del estado argentino. 

Durante su intervención, el mandatario manifestó que: “El tiempo de los codiciosos ha llegado a su fin. Como enseña el Papa Francisco, tenemos que abrir nuestros ojos y nuestros corazones para actuar con una nueva sensibilidad”.

En la videoconferencia, abordaron cuestiones vinculadas al impacto en la salud, la economía, el comercio y la cooperación internacional.

Acompañaron al mandatario el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; los ministros de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Felipe Solá; y Economía, Martín Guzmán; y los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello y de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz.

Los líderes de las veinte economías más grandes del mundo buscan respuestas coordinadas a nivel global para hacer frente a la pandemia y, a su vez, analizar sus implicancias a nivel social y económico.