El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, recibió el jueves por la tarde, en la Casa Rosada, a organizaciones de derechos humanos. Entre los presentes, estuvieron Nora Cortiñas, Adolfo Pérez Esquivel y Alcira Argumedo.

Al salir de la reunión, los organismos derechos humanos calificaron el encuentro como "muy positivo" dado que, afirmaron, dialogaron con una agenda abierta en la que se "trataron varios temas".

"El Presidente tuvo una actitud muy abierta y respondió a todas nuestras inquietudes. Hablamos sobre el hambre, la deuda externa y los caminos que debemos recorrer para lograr Memoria, Verdad y Justicia", señaló Nora Cortiñas, integrante de la asociación Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

A su vez, el presidente y Cortiñas parecieron saldar un entre dicho sobre la dictadura militar, luego de que la madre de plaza de mayo tildara al primer mandatario de "negacionista", por haber declarado en Campo de Mayo cuando despedía a un contingente del Ejército que partía hacia Chipre en Misión de Paz, que los argentinos "tenemos que dar vuelta la página" en relación con el terrorismo de Estado

Por su parte, Adolfo Pérez Esquivel manifestó que le pidieron a Alberto Fernández "clarificar la deuda externa contraída por un gobierno constitucional, especialmente con el Fondo Monetario Internacional (FMI), no cargar sobre los actores sociales más desprotegidos y ver a donde fueron esos capitales", entre otros temas.