La entrega del polémico manual se realizó ayer en varios establecimientos de la Capital Federal, mientras se diputaba el partido de Argentina y Nigeria por la Copa del Mundo que se celebra en Rusia.

“Como actuar cuando una fuerza de seguridad solicita información o "retirar" un alumno del establecimiento”, reza el inicio de la guía. En el interior se detalla que los únicos autorizados para llevarse a los alumnos de los establecimientos son la Policía de la Ciudad, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y la Policía Federal Argentina (PFA).

Luego, en el instructivo se destaca qué deben hacer las autoridades educativas cuando las fuerzas de seguridad ingresen a la escuela con una orden judicial y, lo más grave, sin ella.

También se resalta que las autoridades de un establecimiento no intervengan en la operación de las fuerzas de seguridad.