El diputado radical apuntó contra la ministra de Seguridad y la Vicepresidenta por sus polémicos dichos. Cuestionó que se dé el beneficio de la duda a las fuerzas de seguridad.

Ricardo Alfonsín salió a cruzar a Patricia Bullrich, quien defendió el accionar de Prefectura y sostuvo que el Estado no debe probar que las fuerzas de seguridad actuaron en legítima defensa en la muerte del joven mapuche Rafael Nahuel, asesinado en Villa Mascardi durante un operativo.

"No sé de dónde se puede sacar semejante cosa. Y cualquiera, incluso un particular, debe probar la legítima defensa en la Justicia. Hay que ser ser muy exigentes con el cumplimiento de la ley. No solo los ciudadanos, sobre todo el Estado. Es preferible exagerar en ese sentido y no en el contrario", consideró el legislador.

En este sentido, Alfonsín apuntó también contra la vicepresidenta Michetti y aclaró que "exigir la verdad no puede ser interpretado ni como un ataque a la institución ni a la comunidad".

"El beneficio de la duda, es un principio aplicable en la sentencia. Lo que corresponde ahora es facilitar la investigación, sin prejuzgar", opinó.

Finalmente, el diputado dijo que le "preocupan las manifestaciones racistas" que, a su entender, surgieron a partir de los conflictos territoriales con grupos aborígenes y agregó que el Gobierno "debe condenarlas".

"Hay que tener mucho cuidado de no alentarlas. También los políticos, los medios y todo los que pueden influir en la opinión pública debemos tener mucho cuidado", concluyó.