La jueza federal de San Martín, Martina Forns, quien emitió el fallo que suspendió el aumento de las tarifas de luz en todo el país, fue víctima de un acto intimidatorio en su casa de Chacarita: alguien dejó una granada en un contenedor ubicado a metros de su vivienda. Pero eso no es todo. Es que también sufre acoso mediático por parte de la prensa que la presiona por estar disconforme con su resolución.

En primera instancia, fuentes policiales aseguraron que el explosivo no tenía tren de fuego, por lo que no podía estallar. La granada fue hallada ayer por la tarde dentro de una caja de cartón en el contenedor ubicado en la calle Roseti al 1000. A partir del hallazgo, tomó intervención la Policía Metropolitana, que instruyó actuaciones por "intimidación pública", y el caso quedó a cargo del juez Daniel Rafecas, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 3.

En segundo lugar, la magistrada denunció que la “llaman periodistas de algunos medios, muy agresivos, que me empiezan a acusar de kirchnerista. Perseguida no me siento. Pero he tenido algunos otros hechos indicadores de que no les ha gustado lo que hice”, disparó.

El explosivo fue detectado a partir de la denuncia de un transeúnte. El hecho ocurrió mientras el ministro de Energía, Juan José Aranguren, trataba de justificar el tarifazo en el Congreso.

Aranguren me ha nombrado en la Cámara de Diputados y no ha nombrado a la Cámara Federal de La Plata –que frenó el tarifazo en el gas-, lo cual indica que esto viene direccionado. Hay que bajar los decibeles. Mi fallo está redactado en la misma manera que la Cámara de La Plata, sin embargo algunos periodistas malintencionados han llamado para acusarme, tratar de hacerme caer en alguna agresión. No he respondido porque no es mi estilo. Pero cuando tocan a mi familia, ahí sí voy a salir a denunciar”, advirtió la jueza, quien recibió el llamado de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, luego de la amenaza con la granada.

El miércoles 3 de agosto Forns aceptó un recurso de amparo contra el aumento en las tarifas de la luz presentado por el Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la (CEPIS) y la asociación Consumidores Argentinos. Dictó una cautelar interina y dio tres días de plazo para que el Gobierno nacional presente su descargo. Mientras tanto, los aumentos quedan suspendidos. En su fallo, ordenó a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) "que se abstenga de aplicar el nuevo cuadro tarifario".

Se trata de uno de los casos en los cuales deberá decidir la Corte Suprema de Justicia en breve. Los ministros del máximo tribunal también han sido sometidos a presiones por parte de las empresas, el Gobierno y los medios de comunicación que exigen que el tarifazo sea ratificado. “Mi pensamiento no lo voy a cambiar. Espero poder seguir con esta causa y no quiero que esto tape el tema de fondo”, concluyó Forns.