La delegación Argentina en Bolivia compuesta por 14 dirigentes sociaes y referentes de nuestro país vivieron momentos tensos en el Aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz, en Bolivia.

El líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, y otros dirigentes fueron interrogados por la Policía, mientras que un grupo de personas los recibieron cn insultos y hasta con algún golpe. "No podés hacer política acá. Andate a tu país, maldito",gritaron.

La llamada "Delegación argentina en solidaridad con el pueblo boliviano" estaba camino a La Paz, pero, al llegar a Santa Cruz de la Sierra 14 miembros del grupo fueron separados y sometidos a un interrogatorio exhaustivo de parte de la Policía.

 

Agencia Bolivia en Resistencia on Twitter

Por su parte, Evo Morales denunció las agresiones en su cuenta oficial de Twitter y pidió que los dejen “llegar a La Paz”.

“A pesar de las provocaciones, la delegación argentina de solidaridad llegó a Bolivia. Los grupos de choque de Camacho y fuerzas policiales nos interrogaron ilegalmente y amedrentaron en Santa Cruz, pero ya estamos en La Paz para llevar adelante la tarea de defensa de los DDHH”, publicó la comitiva argentina en su cuenta de Twitter, pasadas las 23 de este jueves.

La delegación con la que viajó Grabois buscará registrar testimonios de víctimas de violaciones a los derechos humanos y que hayan sufrido algún tipo de persecución política.