Los tarifazos siguen siendo el principal dolor de cabeza para los ciudadanos, que ven como sus salarios no llegan a cubrir los costos de energía y para el Gobierno Nacional que empieza a encontrar en su implementación su primera derrota política de peso desde su llegada a La Rosada.

Tras el primer gran cacerolazo que se realizó el 14 de julio y se hizo sentir en todo el país, más de 200 delegados de más de 30 multisectoriales contra el aumento de tarifas de distintas ciudades del país consensuaron la convocatoria a un nuevo “ruidazo” para el próximo domingo 4 de agosto a las 20.

Nuevamente las consignas que reunirán a los ciudadanos son simples: “No al Tarifazo” y “Fuera Aranguren”.

Así lo decidieron durante un encuentro que se realizó el sábado en la Universidad de Luján, según se informó hoy en un comunicado que hicieron llegar a la prensa.

Participaron delegados de las multisectoriales contra el aumento de tarifas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de la provincia de Salta, de la ciudad santafesina de Rosario, de la rionegrina Bariloche y de las localidades bonaerenses de Villa Gesell, Pinamar, La Matanza, Avellaneda, Berazategui, San Miguel, Lomas de Zamora, Tigre, Moreno, Lujan, Ituzaingó, Morón, Chivilcoy, San Isidro, Presidente Perón, Cañuelas, Gral Maradiaga, Almirante Brown, y Berisso entre otras.