Siguen las contradicciones en el Gobierno por lo ocurrido con el submarino que desapareció en noviembre del año pasado. Ante el Congreso, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, reconoció que el buque realizaba tareas de inteligencia y que en su trayecto había pasado cerca de Malvinas. En cambio, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, habló de "fantasías".

¿Qué pasó con el ARA San Juan? Mientras la Justicia avanza lentamente, el Gobierno sigue más preocupado en sus peleas internas que en encontrar la verdad. El ministro Aguad volvió a contradecir a Peña: negó tareas de inteligencia y aseguró que el buque no pasó cerca de Malvinas.

Además, Aguad dijo que el informe que Peña presentó ante el Congreso era "un borrador que debió ir a la basura". Antes, había tratado de "fantasía" la versión ofrecida por Peña en torno a las supuestas tareas de inteligencia que realizó el ARA San Juan.

Aguad sigue acumulando problemas: hoy se supo que un familiar de un tripulante muerto en el submarino lo denunció penalmente por su rol al frente de la tragedia. Además, es unánime el reclamo para que el dirigente radical renuncie a la cartera.