Nada menos que el gobernador provincial, a causa de la crisis petrolera, acusó al ministro de Energía de la Nación impulsar la flexibilización laboral para el sector hidrocarburífero. Lo tildó de enemigo de la provincia.

El gobernador del Chubut, Mario Das Neves, aseguró que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, es "el enemigo mayúsculo" de la provincia porque impulsa una flexibilización laboral para el sector hidrocarburífero.

Das Neves le apuntó al funcionario nacional en medio de la crisis que afecta a la actividad petrolera en toda la Patagonia por la baja de equipos por parte de las empresas, que además están mudando sus intereses al Neuquén.

El gobernador decidió no ser parte del preacuerdo firmado por el Gobierno nacional, las operadoras y el Sindicato del Petróelo y Gas Privado que conduce Jorge "Loma" Ávila por estar en desacuerdo con las cláusulas.

"No vamos a firmar nada de apuro y que sirva para la flexibilización laboral. Yo no soy el Momo Venegas", dijo Das Neves haciendo referencia al acuerdo con una crítica al líder sindical de los peones rurales, muy cercano al gobierno.

El entendimiento firmado el martes en Buenos Aires flexibiliza las condiciones de los convenios colectivos y al mismo tiempo asegura el mantenimiento de equipos para sostener la actividad y los empleos.