El analista político Jorge AsÍs estuvo en el programa Animales Sueltos y lanzó un fuerte análisis sobre el Gobierno: "La certeza de que hay macrismo hasta el 2023 ya no está más"

Mirá el video:

En la última nota de su portal, titulada como "Raras convergencias" no fue menos contundente. Reproduce al menos gran parte del diagnóstico que lanzó en el programa que conduce Fantino:

El conformismo elaborado por el Premier Marcos Peña, El Pibe de Oro, es alarmante.

Atenuar el impacto de la crisis es la distracción favorita del Tercer Gobierno Radical.

Anda como puede. A los tumbos, sin conducción ni rigor. Sin orientación. Sólo con la gestualidad del marketing.

Registrarlo de ningún modo significa expresar un deseo.

Es la constatación objetiva de una realidad cruel.

Aquí nadie quiere que al gobierno le vaya mal. El problema es que anda efectivamente mal.

Por derivaciones de la praxis más chambona que mala, el numeroso plantel, fragmentado entre ministros medianos, no le encuentra la vuelta a la rosca de la economía. Ni alcanza a contener la confianza que desperdicia.

Cuesta encontrar al patriota que se entusiasme con la irrupción de los inversores míticos. Ningún iluso ya apuesta por la lluvia de dólares, que no lleguen para la manganeta de las Letes o Lebacs. En broma suele tratarse la bonanza de los próximos semestres.

El desacierto económico converge con la pérdida de la supremacía moral. La hegemonía de la transparencia. La vara de la decencia fue plantada con tanta elevación que se les esfumó como un globo.

No asombra que las desgracias se amontonen y generen la convergencia del frente adverso. El que suele negarse con la altivez del superado que lo celebra. Por tener enfrente, en materia de imagen, a lo “peorcito” que la sociedad arrastra hacia abajo.

Se aferran a la fábula. Indica que confrontar con Los Moyano, asociados al kirchnerismo, les brinda garantías de supervivencia. Que incluso los hace crecer. Porque la sociedad “apuesta por el cambio”.

Superaron -suponen- “el populismo”. Sin pensar que el “maldito populismo” probablemente vuelva. Con mayor fuerza. Capitalizado por el fracaso de los virtuosos que se ponen el país de sombrero, al estrellarse contra el frontón de la realidad.