Se trata de Iván Wrobel, quien  fue agredido por tres hombres a metros de su casa, cuando volvía de Chubut. Responsabilizaron al presidente Mauricio Macri y a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, por “cualquier otro hecho de violencia” que puedan sufrir los integrantes del gremio.

El secretario de Derechos Humanos de ATE Capital, Iván Wrobel, había viajado a Esquel junto a una comitiva del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia para exigir la aparición con vida de Santiago Maldonado e interiorizarse sobre la situación represiva que padece la comunidad mapuche de Cushamen.

El viernes, poco después de volver a la ciudad de Buenos Aires, tres hombres lo atacaron a dos cuadras de su casa. “¡Es ese!”, llegó a escuchar antes de la agresión. No le robaron nada y no se movieron de ahí una vez que dejaron de golpearlo.

“Aunque nuestro compañero apenas sufrió lesiones leves, dado que atinó a repeler los golpes como pudo, ya realizó la constatación de las lesiones en hospital y formularemos la denuncia correspondiente”, indicó el gremio en un comunicado.

En el mismo texto, ATE agregó que “no deja de sorprendernos la ocurrencia de este sugestivo ataque en pleno contexto represivo, con presos políticos, un desaparecido, reiteradas agresiones a balazos a unidades básicas y llamativos episodios de hostigamiento y persecución muy similares a este”.

“Responsabilizamos al presidente Mauricio Macri y a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, de cualquier otro hecho de violencia, de los daños o lesiones que puedan sufrir nuestros compañeros y compañeras”, concluyó el sindicato.