El gremio de estatales cuestionó el presupuesto 2018 que el gobierno macrista envió al Congreso nacional. “Si el Presupuesto estima una inflación del 15,7% que seguramente va a superar el 20%, significa que el ajuste se va a trasladar a las provincias y municipios. Esta ley limita los gastos corrientes a la inflación que está muy por debajo de lo que en realidad será. Por lo tanto va a implicar una fuerte reducción del plantel de personal para el funcionamiento de los Estados”, advirtieron.

Por eso, el Consejo Directivo Nacional de ATE junto a los Secretarios Generales de las provincias, decidieron convocar a "un Paro Nacional para el próximo 4 de octubre con movilizaciones en las principales ciudades del país".

ATE rechazó el proyecto de ley de Presupuesto 2018 y el pacto fiscal acordado entre el Gobierno nacional y las provincias que establece un importante recorte en materia de subsidios a los servicios y un incremento cercano al 20% de los servicios de pago a la deuda externa.

“Hay que analizar el proyecto de ley de Presupuesto 2018 junto a otras tres. En conjunto profundizan el ajuste, promueven nuevos tarifazos y acentúan el endeudamiento externo”, expresaron desde el gremio.

“Si el Presupuesto estima una inflación del 15,7% que seguramente va a superar el 20%, significa que el ajuste se va a trasladar a las provincias y municipios. Esta ley limita los gastos corrientes a la inflación que está muy por debajo de lo que en realidad será. Por lo tanto va a implicar una fuerte reducción del plantel de personal para el funcionamiento de los Estados”, describieron.

Por último, cuestionaron la política de endeudamiento: “El presupuesto reagrava el endeudamiento externo y público. Se proyecta un incremento neto de US$ 46.000 millones, lo que incrementará el endeudamiento a US$ 120 mil millones, a lo que hay que sumar el pago de intereses. Es la única partida del gasto público que aumenta realmente por encima de la pauta de la inflación".