A menos de 24 horas del paro de mujeres, un informe elaborado por la Fiscalía porteña, reveló un crecimiento exponencial del 80 por ciento de agresiones de todo tipo hacía las féminas.

Un informe de la Fiscalía porteña reveló que hubo un "crecimiento exponencial" tanto en la cantidad de víctimas como en el total de femicidios. La cantidad de casos de violencia de género  en la Ciudad de Buenos Aires aumentó el 80 por ciento en los dos primeros meses de este año respecto al mismo período del año pasado y en el 88 por ciento, las víctimas fueron mujeres.

El número de casos en los que intervinieron los fiscales durante los dos primeros meses del año fue 3800, contra los 2214 denunciados en el primer bimestre de 2016. Estas denuncias por violencia doméstica quedan asentadas con calificación de hostigamientos y amenazas, los delitos que la justicia porteña tiene transferidos. En tanto, el incremento de víctimas de violencia de género rondó el 80% entre los mismos períodos: 3356 contra 1887.

Este número viene aumentando sostenidamente año tras año: en 2010 sumaron 2802; en 2011, 4460; en 2012, 4813; en 2013, 6090; en 2014, 6796; en 2015, 7287, y en 2016, 16.856 víctimas. El Ministerio Público Fiscal, que actúa en los dos primeros meses ya que no tiene feria judicial, destacó que hubo un "crecimiento exponencial” tanto en la cantidad de víctimas como en el total de casos, pero "no se registraron cambios significativos en la proporción del género de las víctimas”.

Este gran crecimiento puede deberse a la mayor visibilidad que la problemática tuvo durante el año pasado, lo que puede haber alentado a las víctimas a radicar las denuncias correspondientes. A pesar de esto, tampoco se descarta que hayan existido directamente más casos, aunque no es posible afirmarlo.

"En los dos primeros meses del año pasado el 85 por ciento de las víctimas asistidas fue de género femenino, y en 2017 la proporción alcanzó el 88 por ciento”, destacó el organismo público. En todo el año pasado, la fiscalía registró 16.856 casos de violencia en la Ciudad, un promedio de casi dos por hora, incrementándose en un 131 por ciento respecto al 2015, cuando asistió a 7.287 víctimas.