El Senado aprobó los debates presidenciales obligatorios y la iniciativa fue girada a la Cámara de Diputados. Estipula que estarán obligados a debatir todos los candidatos que se consagren como tales en las elecciones primarias.

El Senado aprobó este miércoles por amplia mayoría y giró a la Cámara de Diputados el proyecto de ley que establece la obligatoriedad de los debates entre candidatos presidenciales.

La iniciativa cosechó 46 votos a favor y sólo 10 en contra. El chaqueño Eduardo Aguilar, del PJ-FPV, fue uno de los defensores de la iniciativa: "Los debates no son una panacea, porque ninguna medida aislada lo es, pero son un ladrillo más en un muro de mejoras de prácticas institucionales", destacó.

Aguilar consideró además que es una "expresión máxima de viveza criolla" el hecho de que "el que va ganando se niegue a debatir" y sostuvo que eso "es un mensaje negativo" por parte de "quien va a liderar un país".

En tanto, el catamarqueño Dalmacio Mera, también del PJ-FPV, consideró que los debates son "una necesidad de la calidad democrática" y agregó: "Desgraciadamente hay que hacerlo por ley, porque lo que es una tradición en otros países de Occidente, en la Argentina tiene una historia de realización o no de acuerdo a la especulación".