El dirigente sindical de los maestros exigió al Gobierno a apertura de paritarias a nivel nacional. Si no se alcanza al menos una mesa de diálogo peligra el inicio del ciclo lectivo.

El secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación bonaerense (Suteba), Roberto Baradel advirtió que el Gobierno "va a querer presentar el problema de la paritaria provincial como estrategia para hacer una guerra santa contra los docentes y los dirigentes gremiales" y señaló que el conflicto puede extenderse a todo el territorio nacional.

El referente sindical en diálogo con Radio Cooperativa manifestó: "Hay una responsabilidad institucional por parte del gobierno nacional porque se trata de una ley que debe cumplir. No puede decir que ley cumple y cuál no, y si no la cumple habrá un conflicto a escala nacional".

Baradel planteó que al convocar paritarias para todo el país, luego se puede ir "encauzando" la situación en cada provincia considerando las particularidades de las mismas.

Sobre la situación con la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, Baradel planteó que “no quiere reconocer la pérdida del poder adquisitivo del salario docente del año pasado”. Además señaló, sobre la oferta del aumento del 18 % anual: "Todos tenemos derecho a tener una postura que hay que llevar a la mesa de negociación para empezar a discutir, no para imponerle a los gremios la pauta".

También insistió con la postura "autoritaria" del gobierno de la provincia de Buenos Aires y sostuvo que "las paritarias no deberían ser una guerra". E insistió con que el ministerio de Seguridad debe "investigar" las intimidaciones que denunció haber sufrido por su "accionar" sindical.