El líder gastronómico Luis Barrionuevo se distanció del presidente Mauricio Macri, a quien apoyó desde 2015. "Los gremios no somos todos iguales y no se puede generalizar cuando se habla de mafias", reclamó.

Mientras el Gobierno sigue su embestida contra los sindicatos, Barrionuevo aclaró: "Nadie orina agua bendita. No hay que generalizar para desviar la atención sobre algunos temas. A los sindicatos los atacaron los militares, (Raúl) Alfonsín y (Fernando) De la Rúa y no terminaron su mandato", ironizó.

Además, y por primera vez desde 2015, el dirigente sindical se animó a cuestionar las políticas económicas nacionales: "El Gobierno no encuentra el rumbo, privilegia la timba financiera y no vienen las inversiones. Que se hagan cargo y que no nos ataquen a nosotros. Por ahora en la CGT no hay reconciliación con el Gobierno", aseguró en una entrevista con el Grupo Clarín.

Por último, rechazó el techo paritario del 15% que pretende instalar el oficialismo: "No habrá un techo del 15 por ciento en las paritarias. Yo no lo voy a hacer. Falta mucho para ponernos a negociar", resumió.