El actual gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, se impuso frente al radical Atilio Benedetti por el 24,5% de los votos. En 2017, Cambiemos había ganado por 17 puntos, lo que refleja una recuperación muy importante para el oficialismo de la Provincia.

“No podemos negar que el contexto económico afecta el ánimo de todos los ciudadanos; estamos en el momento de mayores dificultades, pero no tengo dudas de que los entrerrianos van a estar mejor dentro de dos meses”, dijo el candidato de Cambiemos a gobernador de Entre Ríos, al referirse si hubo un voto castigo contra el Presidente en las Paso del domingo pasado.

De cara a las elecciones provinciales, el candidato del oficialismo indicó:“Vamos a redoblar los esfuerzos para separarnos de cualquier injerencia de los temas nacionales en lo que tiene que ver con nuestra provincia; ésta es la discusión, y es lo que vamos a plantear con mucha fuerza a partir de hoy mismo”.

También prometió, que para las elecciones del 9 de junio próximo, “revisará toda la estrategia” electoral, en el mismo momento que los bombos y los cánticos celebraban el triunfo de Bordet por los diferentes municipios entrerrianos.

Con el PJ encolumnado detrás de su candidatura, Bordet cosechó el domingo 58,15% de los sufragios, contra el 33,65% de Benedetti, en una contienda que en rigor fue una gran encuesta de cara a los comicios generales del 9 de junio, dentro de los “dos meses” de los que habló Benedetti. El tercer lugar quedó, muy lejos, para el Partido Socialista (2,48%), donde en el duelo interno se impuso Hugo Barzola sobre Néstor López.