A pesar de que el Presidente utiliza el supuesto apoyo del mundo a sus medidas y al rumbo económico del país, hasta un mandatario que desde su asunción se mostró "amigo" de Cambiemos y que encabeza el país más poderoso de la región ya le soltó la mano a Macri: Jair Bolsonaro hace campaña del miedo en Brasil con la Argentina PRO como ejemplo de la crisis que hay que evitar.

"Vamos a terminar como Argentina", amenazó Bolsonaro, como hace Macri cuando usa a Venezuela como el destino del país si volviera el kirchnerismo, para expresar que si no se ajusta a los jubilados el destino malo que le espera a su país es caer en la situación argentina. 

A poco más de un mes de visitar Buenos Aires, cosa que ocurrirá el 6 de junio, el ex militar de las opiniones homofóbicas y racistas que llegó a la Presidencia de Brasil después del encarcelamiento de Lula da Silva afirmó que sin la reforma jubilatoria Brasil tendrá problemas de déficit fiscal como los que registra Argentina.

Las declaraciones de Bolsonaro no fueron inocentes: Macri ajustó sobre los jubilados, pero fracasó en sancionar una reforma dura y, aunque poco tenga que ver con la crisis que atraviesa, de 2018 a esta parte la situación de la Argentina es sumamente delicada. El mandatario brasileño pronunció estas palabras durante un desayuno con periodistas en el Palacio del Planalto, al comentar las negociaciones que lleva adelante el gobierno en el Congreso para intentar aprobar en el primer semestre la reforma jubilatoria, que aumentará la exigencia de aportes de los trabajadores.

"Si el ahorro con la reforma es por debajo de los 200.000 millones de dólares, vamos a terminar como Argentina", amenazó Bolsonaro al mejor estilo de Macri y sus referencias a Venezuela, según la cadena de TV Globo y el diario O Estado de Sao Paulo que participaron del desayuno.

En esa misma línea y en referencia al año en que concluirá su mandato, agregó: "Si no se hace la situación explota en 2022".  La declaración de Bolsonaro se dio cuando el dólar había superado los 4 reales, el mayor nivel en siete meses, en la apertura del mercado de cambios de la plaza financiera de San Pablo.

"Si la reforma de la jubilación no sale, se instalará el caos, sin la reforma nadie confiará en Brasil", insistió, citando cifras del ministro de Economía, Paulo Guedes, que además busca introducir elsistema de capitalización como el que rige en Chile o como las AFJP como alternativa para los que recién entran al mercado de trabajo.

Ayer, la cancillería informó que Bolsonaro estará el 6 de junio en Buenos Aires con Macri, en la primera visita que realizará desde que fue electo en octubre pasado. 

Fuente: Política Argentina