La ministra de Seguridad habló sobre el operativo que se montará en la Ciudad de Buenos Aires por la cumbre de líderes del G20, que se desarrollará el 30 de noviembre y 1 de diciembre, y acusó a grupos opositores de incitar para que las fuerzas de seguridad "se pasen de la raya", pero sostuvo que el Gobierno de Mauricio Macri representa "la paz y la no violencia". 

"Ahora están diciendo que el G20 va a ser un desastre. Nosotros somos la paz y la no violencia y tenemos que poner límites, sin que el límite sea algo que perjudique al Gobierno. Nos quieren hacer pasar de la raya y nosotros no vamos a caer en esa provocación", afirmó en una entrevista con TN. 

"No somos lo mismo y no queremos hacer lo mismo. Nos quieren llevar a eso", insistió la funcionaria, y remarcó la necesidad de actuar en el marco de la ley, "no como los tirapiedras y los que se tapan la cara".

En ese sentido, la titular de Seguridad advirtió que "será una condición inaceptable estar con la cara tapada y con palos" durante las manifestaciones que realizarán diferentes organizaciones, sobre todo de izquierda, en contra del G20. "La libertad de expresión implica condiciones de legalidad", manifestó. 

Bullrich evaluó que, en este marco, "las circunstancias para que un grupo quiera generar una situación violenta pueden existir", y cargó de responsabilidad a los dirigentes de los movimientos sociales que organizan las protestas. "Quienes formen parte de manifestaciones no podrán ser cómplices de grupos que generan acciones violentas", los interpeló. 

Fuente: El País Digital