La oficial Carla Céspedes aseguró en el juicio en el que la Justicia la absolvió que dio siete veces la voz de alto antes de matar a Ariel Santos, quien el 22 de diciembre de 2016 entró a robar al supermercado 'El Mundo' -de la calle Estivao 99, esquina Ramos Mejía- junto a Héctor Walter Corroncini. 

"Yo actué bien, no entiendo por qué estoy aquí", dijo ante el Tribunal y deseó: "Sólo espero que esto se termine para volver a cumplir con mis funciones".

Sin embargo, el cuerpo de Ariel -de 42 años- presentó tres heridas penetrantes y una escoriativa producto de cinco disparos: en la cresta ilíaca derecha sobre línea axilar posterior; otra en la muñeca izquierda, una más por encima de la tetilla derecha; y otra en la región dorso lumbar izquierda (espalda).

El lunes por la tarde, tras ser absuelta por el Tribunal Oral Criminal N°14 , la ministra Patricia Bullrich recibió a la agente en su despacho y elogió el fallo. 

Para la jefa de nuestra seguridad fue "cumplimiento del deber". Propuso hacer "la historia contrafáctica", y consideró que si Céspedees no actuaba de esa manera -¡matando!- "la hubieran condenado por estar a diez metros sin hacer nada".

"Vamos a apelar", avisó la madre de Ariel Santos, presente en el juicio, tras conocer el fallo. Ella, la agente, las defensas y los jueces vieron una y otra vez el registro fílmico de la cámara de seguridad exterior del negocio.

"Lo remató de atrás, estando desarmado", consideró la madre de Ariel "pero parece que no es suficiente para los jueces". Y advirtió que irá "hasta las últimas consecuencias" con la ayuda de los abogados, del Programa de Asistencia y Patrocinio Jurídico a Víctimas de Delitos de la Defensoría General de la Nación.

Mirá el video:

Así le disparaba la agente de la policía federal a un ladron

Fuente: Página 12, Diario Registrado, Data Diario