Entrevista con Fernando Socol, abogado especialista en inmigración, detalla las posibilidades reales del "sueño americano" en época de Trump.

Si bien nuestro país siempre fue uno de los principales destinos elegidos por los migrantes, en la actualidad son muchos los argentinos que ven más allá de la frontera una solución frente a la agobiante situación económica de los últimos años.

¿Es posible para los argentinos migrar de forma legal bajo la administración de Trump?

—En época de Trump todo se ha puesto más difícil, sobre todo para aquellos inmigrantes que no llevan adelante el proceso migratorio de forma legal.  Pero para los argentinos que buscan realizar una  inversión o a trabajar contratados por una empresa la radicación es posible.

¿Crecieron las consultas? ¿Qué las motiva?

—En el último año tuvimos un notable crecimiento en las consultas de argentinos que buscan radicarse en Estados Unidos. Las motivaciones que se repiten son el tema económico, la inseguridad y la incertidumbre sobre el bienestar futuro de los hijos.

¿Cuáles son las opciones de permisos para vivir y trabajar en Estados Unidos?

—La forma más común de migrar para los argentinos es realizar una inversión con la compra de un negocio y radicarse junto a su familia para manejarlo. Se puede adquirir una franquicia o armar un negocio de cero, aunque para esto es necesario realizar una investigación de mercado y plan de negocios. Lo habitual es comprar lo que en Argentina se conoce como Fondo de comercio y así obtener la radicación.

¿Es posible trabajar siendo turista?

—La Visa de turista no lo permite, si detectan que se está trabajando, la misma se cancela y obtener una nueva puede demorar entre 5 o 10 años. Si existiera una oferta laboral estando como turista, hay que contactar un abogado para ver la posibilidad de aceptarla.

¿Cuanto cuesta obtener una visa como inversionista?

—En este caso ronda el 10 por ciento de la inversión que se realice.

Pese a las esperanzas, no cualquier argentino está en condiciones de invertir. Sueño para pocos.

Fuente: Infonews