La Cámara de Diputados realizará una reunión conjunta convocada por Cambiemos sobre un proyecto de ley que exime de penas a las investigaciones médicas o científicas basadas en el empleo del cannabis. Sin embargo, son mayoritarias las voces que interpretan que la misma es una práctica dilatoria, que no da cuenta de la problemática de fondo ni asume el tema en una perspectiva integral.

Cambiemos se había comprometido a ello pero no cumplió y la opinión generalizada es que la reunión convocada por el radical Luis Petri, se trata de un gesto que pretende mostrar interés pero cuyo objetivo es postergar la legislación sobre el uso medicinal del cannabis.

Luis Petri, Diputado radical oriundo de Mendoza, es conocido en el Congreso por sus sobreactuaciones en halagos a la política del Gobierno Nacional y al Presidente Macri, motivo de continuas críticas de parte de sus correligionarios que tratan de mantener al radicalismo en una identidad más digna que el seguidismo PRO.

En Diputados y Senadores han sido presentados muchos proyectos en relación a la utilización del cannabis con fines terapéuticos y medicinales. Las diferencias entre ellos giran en torno a la regulación de los alances de su acceso, uso, producción y comercialización.

Hace dos meses la Comisión de Acción Social y Salud Pública presidida por Carolina Gaillard del Bloque FPV-PJ convocó a los Diputados de todos los bloques a una reunión informativa junto con las organizaciones que nuclean a familiares y pacientes, organizaciones de productores, especialistas de Universidades, la ANMAT y profesionales del Poder Judicial.

En una reunión que duró más de tres horas el acuerdo tácito de todos los bloques era la necesidad de no postergar el debate y legislar de manera urgente ya que está en juego el derecho a la salud y la posibilidad de tener una vida digna.

En esa ocasión, la Diputada radical de Cambiemos, Gabriela Burgos, Presidenta de la Comisión de Legislación Penal, que tiene muchos proyectos vinculados a modificar la Ley de Estupefacientes que penaliza el uso del cannabis, se comprometió a realizar una reunión conjunta para abordar el tema.

Sin embargo, eso nunca sucedió y para peor, la Comisión de Seguridad Interior convocó a la reunión conjunta para abordar un solo proyecto que queda muy lejos de resolver la cuestión.

Cambiemos puso en temario solo un proyecto de Ley que busca despenalizar el uso de cannabis en el marco de investigaciones científicas. Es decir, no resuelve ninguno de los planteos de las organizaciones, de los pacientes ni da cuenta del abordaje integral que el resto de los proyectos de ley proponen.

Fuentes del PRO señalaron a Primereando que es preciso evaluar la efectividad clínica del uso de cannabis antes de legislar sobre el tema. Pese a ello, todas las organizaciones, pacientes y familiares, así como los bloques de la oposición entienden que se trata de una medida dilatoria.

La vida digna de muchos pacientes, muchos de ellos niños con patologías como epilepsia refractaria, demandan una legislación que no persiga a sus madres y parientes por tratar de conseguir el aceite de cannabis que mejora su calidad de vida.

Lejos de dar cuenta de estas necesidades el PRO vuelve a ofrecer una formula conocida: el gesto comunicacional. En este caso, convocar a reunión conjunta asumiendo el interés en el tema cuando en rigor de verdad su único fin es postergarlo.