Fracasó este jueves la sesión especial pedida por el Frente para la Victoria (FPV) para tratar más de 60 proyectos relativos a la cuestión educativa. La oposición quedó a siete diputados del quórum -hubo 122 presentes-, y el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, dio por caído el encuentro.

La convocatoria de la sesión había sido motorizada por el bloque del FPV-PJ, pero el pedido reunía también las firmas de integrantes del interbloque Argentina Federal, del Frente Renovador, del Movimiento Evita, del Frente de Izquierda y de Unidad Justicialista de San Luis.

La sesión especial coincidiría con la marcha nacional docente convocada por CTERA y la conmoción por el secuestro y las amenazas sufridas ayer por la docente de Moreno, Corina de Bonis, el oficialismo en el Congreso continúa sin hacer efectivo su respaldo a la crisis en la educación pública y la destrucción de la ciencia y técnica.