Más allá de que Macri esta convencido que será reelecto en octubre, en el gobierno ya dieron la orden de nombrar 300 nuevos jueces, muchos federales, más el nombramiento de la procuradora Inés Winberg de Roca para cubrirse las espaldas en caso que Cambiemos pierda las elecciones. 

La mesa judicial se reunirá esa semana para empezar a organizar los nombramientos. Participaran el ministro Germán Gavarano; el jefe de asesores de la Presidencia, José Torello; el secretario Legal y Técnico, Pablo Clusellas; el procurador Bernardo Saravia Frías; Juan Bautista Mahiques, subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial del Ministerio de Justicia y representante del Gobierno en el Consejo de la Magistratura; Santiago Otamendi, secretario de Justicia y el diputado Pablo Tonelli.

Por estos días, el gobierno enviará unos 30 pliegos de jueces que se suman a los 90 que ya tiene el Senado. La idea es que se aprueben en extraordinarias.

Desde que asumió Cambiemos, ya avanzaron en la designación de más de 200 jueces y la idea es sumar 100 más. Marcos Peña ya lo conversó con el senador Miguel Angel Pichetto, hace dos semanas en una reunión en la jefatura de Gabinete.

El presidente y su gabinete esta atento a los tribunales de comodoro Py y a las causas sobre corrupción con funcionarios actuales, hoy parados pero que si hay un cambio de gobierno se activaran. También quieren moldear los fueron comercial y contencioso administrativo, donde litiga el Estado.

Una dato a tener en cuenta que Daniel Angelici ni Fabian Rodriguez Simon integran la mesa judicial pero siguen siendo los dos hombres de consulta del presidente Macri.

Fuente: Info135