Desde el fallecimiento del ex Presidente Néstor Kirchner (2003-2007), fueron muchos los sitios públicos e instituciones gubernamentales que fueron bautizados con el nombre del ex mandatario, pero un proyecto del Ejecutivo podría borrar esos nombramientos.

Según informó el portal Infobae, un anteproyecto que ya circula en el Congreso, prohíbe que los lugares públicos lleven el nombre de personas que hayan fallecido hace menos de 20 años. Mauricio Macri anduvo en los detalles, por lo que la clave está en que la norma regiría en forma retroactiva. Es decir que de llevarse a cabo, por dar un ejemplo, la facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata, ya no podría llevar el nombre del ex mandatario.

Además, de acuerdo a lo adelantado por La Nación, uno de los artículos del primer borrador señala que "los nombres que se impongan a los bienes y lugares públicos mencionados deben estar directamente relacionados con la República Argentina o bien revestir importancia indiscutida en el orden nacional o universal".

"En ningún caso pueden designarse calles o lugares públicos con nombres de personas antes de haber transcurrido veinte años de su muerte o desaparición forzada, o de haber sucedido los hechos históricos que se tratan de honrar", expresa otro de los puntos.

El punto más polémico del proyecto es el que dice: "las restricciones son de aplicación a las denominaciones existentes en la actualidad, las que deben adaptarse en un plazo de 120 días".