Tras los pedidos de un legislador de Cambiemos de presionar a la justicia para que la ex mandataria vaya presa, las presiones y operaciones del oficialismo por ocupar puestos de importancia en los tribunales se hace sentir. El fallo de la Corte Suprema que restablece el límite de 75 años para los jueces en actividad.

Hace apenas dos días, desde Primereando, se publicó un video con las declaraciones del diputado por Santa Cruz, Eduardo Costas, quien pedía presionar al Poder Judicial en un mitin del Comité de la UCR.

También hace 48 horas, se conoció de un fallo de la Corte Suprema De Justicia (CSJ) que restableció el límite constitucional de 75 años de edad para la función judicial, abandonando la jurisprudencia anterior que posibilitaba a magistrados seguir en sus cargos una vez cumplida esa edad.

Con este fallo, decenas de jueces deben jubilarse y de esa manera quedarán decenas de puestos bacantes. Lugares importantes dentro del Poder Judicial que desde el oficialismo vienen digitando para ubicar juristas allegados a Cambiemos.

En esa línea, la jueza María Servini de Cubría, en un reportaje brindado a Ámbito Financiero señaló que  en diciembre pasado el fallo y se postergó hasta que la propia magistrada de la CSJ, Elena Highton de Nolasco, consiguió un amparo para continuar en su cargo.

"Me llama mucho la atención. No sé si me quieren desplazar del Poder Judicial, diría que quieren desplazar de determinadas personas", recalcó, aunque aclaró que no ve una "mano" del Poder Ejecutivo detrás de la maniobra. "Quiero pensar que no. Tengo buena relación con la gente que depende electoralmente de mí, estamos hablando de las cosas que necesitamos para esta nueva elección, me vinieron a ver. Me extraña que sea por este lado", deslizó la funcionaria.

Para Servini de Cubría, la decisión de la CSJ obedece a una sentencia "digitada" en su contra con el objetivo de desplazarla de una causa que vincula a Ricardo Lorenzetti con las supuestas maniobras irregulares del dinero del Fútbol para Todos.

Siguiendo esa línea, la jueza recuerda que en diciembre del año pasado, Elisa Carrió presentó un escrito ante la Justicia federal donde vinculó al presidente de la Corte con un sospechoso intercambio de cheques entre clubes de fútbol y cooperativas, por el cual las entidades deportivas recibían de la AFA cheques diferidos y los cambiaban anticipadamente en mutuales "amigas" a cambio de altísimos intereses. Presentación recayó en el juzgado de Servini de Cubría.

Aunque las declaraciones del diputado santacruceño y de la jueza, no vayan de la mano, de ambas palabras se logra entrever la decisión del oficialismo de copar al Poder Judicial y utilizarlo para encubrir sus operaciones que vayan por fuera de la ley.