El sindicato liderado por Pablo Moyano anunció una serie de movilizaciones y un posible paro en contra de la decisión del hipermercado francés de realizar un importante ajuste con sus trabajadores.

Camioneros convocó a una marcha contra los despidos en Carrefour a través de un plan preventivo de crisis que presentaron ante el ministerio de Trabajo.

A través de un comunicado, el sindicato explicó que la manifestación, que se tendrá como objetivo la embajada de Francia de donde Carrefour es originario y el "centro de distribución de logística de la firma".

Aunque no se confirmó el día de la movilización, desde Camioneros indicaron  que luego de la protesta "no descartamos un paro de carácter nacional a todas las cadenas de supermercados de la República Argentina en repudio al desentendimiento de Jorge Triaca".

En ese sentido, destacaron que el ministro de Trabajo "convocó a una reunión al Sindicato de Comercio, ignorando a los 1.500 trabajadores que la compañía tiene afiliados al Gremio de Camioneros". "La lluvia de inversiones no parece reflejarse en la realidad Argentina. Sin embargo, lo que sí son un hecho son las cataratas de despidos", agregaron.

El delegado gremial de la sucursal Warnes de Carrefour, Mario Amado, (quien no está afiliado a CAmioneros) advirtió en la previa a la reunión en Trabajo que no se aceptará "un plan de salvataje que contemple despidos o reducción salarial".

“En general la situación es preocupante y en nuestro particular es angustiante porque fuimos tomados por sorpresa cuando nos pidieron cerrar la sucursal", denunció a las radios Provincia y Continental.

Amado explicó que la cadena "está en una crisis global y en Argentina los últimos tres años le dieron pérdidas". "Pese a que comprendemos que las compañías necesitan ganar dinero, no vamos a aceptar reducción salarial o despidos", finalizó.