Fue a través de su Secretario General, el gremio se retira de la central obrera. "Queremos llevarle tranquilidad a todos los trabajadores haciéndoles saber que seguiremos defendiendo sus derechos", explicaron en un comunicado.

Pablo Moyano renunció a su puesto en la CGT y oficializó, de esta manera, la salida de Camioneros de la Central. Con esta acción, el triunvirato se reunirá esta tarde con el fin de determinar cómo continuarán su relación con el resto de los gremios.

Alegando “no estar de acuerdo” con las últimas medidas tomadas por el Consejo Directivo de la Central, porque “no representa los intereses de los trabajadores”, Pablo Moyano alertó sobre la posibilidad de que resurja el Movimiento de los Trabajadores Argentinos (MTA), envalentonado por esta salida.

“Como secretario gremial de la CGT renuncio, por no estar de acuerdo con esta conducción, porque no representa hoy los intereses de los trabajadores y lo que demandan. Tenemos un camino y líneas bien claras, iniciados hace años, y no serán abandonadas”, afirmó el representante de los choferes de camiones.

La semana anterior el sindicalista había alertado por esta maniobra, y afirmó que buscan “llevarle tranquilidad a todos los trabajadores haciéndoles saber que seguiremos defendiendo sus derechos incondicionalmente en cualquier espacio futuro, tal como lo hicimos frente a las sinrazones que sufrimos durante este tiempo”.